lunes, marzo 19, 2012

LATIDOS. Sobre el discurrir de Mario Navas...


Este bar es nuevo. Nuevo espacio social, cerca de casa, donde matar las horas muertas(¡Válgame la redundancia!). Me gusta. Tiene todo lo que necesito. Mesitas redondas y pequeñas, íntimas, pegadas cerca de las ventanas. Un buen lugar para los observadores. Un camarero atento, agradable y respetuoso. Decoración modesta y de buen gusto. Cálido y aséptico, despersonalizado, donde muchos anónimos como yo podemos hallar nuestro espacio. Para inmersionarnos en lo personal, ya tenemos nuestras respectivas casas, que hablan de nosotros constantemente, devolviéndonos sin tapujos, la imagen de lo que somos. El mundo es un teatro, donde los distintos personajes jugamos a encontrarnos y a perdernos, pero el sentido real de nuestros pasos se nos escapa. Al menos los míos. Fea, la tendencia egocéntrica de hablar en nombre de todos. 

Hace pocos días atrás, me parecía poseer las claves de un conocimiento humano universal, y ahora, no logro despegarme del claustro microscópico de mi reducido universo. Y más allá de eso no me atrevo a especular. ¡Si yo mismo soy un universo inabarcable! ¿Qué puedo decir sobre la vida, el pensar y el sentir de otros tantos humanos que como yo pululan perdidos por este espectáculo? Nada. Si no sé nada, ¿qué puedo escribir sobre los demás? Especulaciones sin pies ni cabeza. Atrocidades distorsionadas. ¿Y qué aporto al mundo con ese inútil ejercicio? Más ruido, más confusión. Lo importante es más simple, aunque yo desconozca totalmente las palabras exactas para definirlo. Las palabras. Trampas. Reduccionismos impostores. Todo es mucho más complejo en sus formas y más simple en su esencia. 

En fin,  Toni no llega. Mantiene su vieja costumbre de llegar tarde a todas partes. No me apetecía verlo. En realidad no me apetecía ver a nadie. ¿Pero como le digo que no? Antes inventaba cualquier excusa y me quedaba tan ancho. Pero ya no puedo. He perdido la capacidad de mentir. Mucho cambio interno pero aun no logro despegarme de mi adicción a la melancolía. Al contrario. Cada vez es más fuerte, más oscura y pegajosa. Ya no me queda la menor duda de que el pensamiento construye la realidad. Eso me queda claro. Ahora sólo faltaría saber, como pensar de otra forma para llegar a un futuro más agradable. La melancolía. ¿Cómo la suelto, si es lo que me da forma? ¿Si suelto eso, que quedará de mí? ¿Cómo dejar de ensoñar cuando uno, equivocadamente o no, se ha enamorado? Quizás todo sea que esto que siento no es amor. Una cosa tan grande no puede depender de otra persona, ni de mí mismo. Confundo las cosas. El amor es algo diferente, un estado, que te lleva a irradiar buenos sentimientos y alegría en todas partes y con todo el mundo. Y yo estoy muy lejos de eso. ¿Se podrá llegar a él a fuerza de voluntad?






12 comentarios:

  1. No.
    A fuerza de voluntad no se llega jamás al amor.
    Como mucho se llega a un sucedáneo absolutamente insoportable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. totalmente de acuerdo....pero es que Mario anda bastante perdido....

      Eliminar
  2. No. No llegas, ni te escapas de èl.

    Simplemente ES, o no ES.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y muchas mas no ES, que ES...saludos!

      Eliminar
  3. Yo no me complicaría tanto. Si tuviese un bar así, cerca de casa, sería feliz, un poco más. Pero por acá, no hay bares...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y por dónde andas tu que no hay bares??? saludos!

      Eliminar
  4. También creo a fuerza de voluntad se puede conquistar muchas cosas en la vida pero no el amor. Pero si llega hay que tener, entre otros valores, mucha voluntad para mantenerlo y refrescarlo, para sufrirlo y gozarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razón...no depende de uno...pero la fuerza de voluntad es necesaria una vez ha llegado....también...saludos

      Eliminar
  5. Ahora que has vuelto, tienes un regalito en mi blog...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Pedro J, lo recojo....besos

      Eliminar
  6. el amor viene solo..el jodido es así de caprichoso!!

    Te lo cuenta una desenamorada-enamorada del amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si y no....a veces una va a su encuentro, y le resulta...

      Eliminar