lunes, noviembre 29, 2010

La termita


Una termita recorrió los pasillos de mi memoria, mordiendo incansable, los rostros, las voces, las palabras, de todos los hombres amados.

Mi amiga termita era de gran ayuda en los momentos de soledad buscada, de reconstrucción propia. Agujereó mi mente con ritmo trepidante y el aire empezó a circular barriendo culpabilidades y nostalgias.

Yo, un gran queso de gruyere, abriéndome a nuevos pensamientos, a nuevos visitantes.

Así llegaste tu, cogido de la mano a un huracán. Violando los espacios sagrados tan de golpe, que quedé sin habla, sin expresión. Y tu, con ojos de búho, mirando mi rostro, esperando una respuesta de mis labios en paro.

Tartamudeé tu nombre y logré pedirte disculpas por mi falta de pasión, por no haberte recibido arrebatada y desnuda. Pero sabes, llegaste en un mal momento. Demasiado pronto. Demasiado fuerte. No paraste atención al letrero colgado en la entrada: “Con sutilidad, por favor. Demonios feroces en libertad.”

Y antes de despedirte, aparecieron los esbirros de mi alma dolida y te despedazaron ante mis ojos atónitos.

La termita oyó tus gritos, tus súplicas, tu inocente voz quebrada en cuchillos. Me dijo al oído que no sería el amor de juventud el que me rescataría de los vacíos, que ya era hora de buscar la madurez amatoria. Me dio una palmadita en el culo y empezó a roer tu recuerdo recién llegado.

Y ante tanta lógica, no pude verter ni una lágrima en tu honor. Sólo te dediqué un suspiro de alivio.


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

8 comentarios:

  1. A veces, los que nos rodean saben mejor
    que nosotros lo que nos conviene.

    ResponderEliminar
  2. Buuufffff, pero que bueno. Me ha apasionado. Bravo.

    ResponderEliminar
  3. Esos agujeros de la memoria en donde anidan momentos inolvidables e irrecuperables en su escencia, nos dañan el alma cuando se ventilan y nos llagan las areniscas del recuerdo .
    Nada vuelve de la misma manera, sólo nos queda " ese suspiro de alivio "al recordarlos
    Precioso texto. Me ha estremecido tal vez por la cercanía de su contenido

    ResponderEliminar
  4. Este va con dedicatoria personal.
    O eso parece.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que deberías de expulsar esa termita de tu mente. Vale que la nostalgia no es bonita, y la felicidad tiene que ser principio y fin de todo en la vida, pero los errores pasados son grandes consejeros de los errores futuros. Un saludo loquita. (Pd: He echado de comer a tus peces... :D )

    ResponderEliminar
  6. Hey. Que grato relato. Que bien definiste ese momento. "Llegaste demasiado temprano y fuerte"

    A veces, aunque pudiera ser tu alma gemela, si no estás preparada, no puedes verla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Para determinadas ocasiones, quén no quisiera tener una amiga termita.

    ResponderEliminar